La agricultura, lejos de ser el enemigo del clima, puede ser una de sus soluciones.

Se ha escuchado varias veces que el carbono liberado en la atmósfera es de los principales causantes del calentamiento global, el carbono es un elemento abundante en nuestro planeta, el problema es que no está dónde debería estar que naturalmente es en los suelos y en las capas más céntricas de la tierra; por contrario, el carbono se ha liberado a la atmósfera y a los océanos en parte por la quema de combustibles fósiles y las malas prácticas agrícolas (cuando se remueve el suelo en agricultura, este libera carbono a la atmósfera) también el ganado al eructar emite gases efecto invernadero y causa contaminación y calentamiento.

Entendiendo la problemática, lo cual se ha cubierto en los medios de comunicación, la misma agricultura puede ofrecer soluciones al problema, gracias a prácticas como la agricultura regenerativa que consiste en fijar de nuevo en el suelo el carbono que se libera gracias al pastoreo rotaciones e intensivo, ahí el sobre pastoreo del ganado hace que las raíces de los pastos se expandan y se nutran del carbono fijándolo de nuevo en los suelos.

La base de toda agricultura es la salud del suelo

No obstante, uno de los temas principales es que no hay todavía suficientes incentivos ni por los gobiernos ni por empresas para fomentar estas practicas, a pesar de que hay conocimiento, voluntad y tecnología, todavía se tiene que hacer un esfuerzo para crear mercados y mecanismos que logren dar a los productores verdes un premio por la limpieza que hacen; eventualmente quien debería de buscar alimentos más amigables y estar dispuesto a pagar por ellos es el consumidor final. Se tendrá que recapacitar en ver si lo que estoy comiendo es bueno o malo en relación al medio ambiente.

Algunos principios de la agricultura regulativa son:

  1. Nada es totalmente fijo. edificios, cercas, canales, ríos, barreras naturales pueden concebirse como adaptables a las necesidades del momento y/o las condiciones del rancho.
  2. Se piensa en términos energéticos. La empresa, granja se ve como un sistema que demanda energía (insumos, electricidad, mano de obra) pero que también genera energía (alimentos, combustibles, fibras) el objetivo es ser eficiente entre lo que entra y lo que sale para estar equilibrado.
  3. Todo está conectado. Las plantas, los animales, el suelo, la gente se ve como un conjunto integral, cuando se afecta una parte se pretender entender sus interacciones con sus otras partes. Las decisiones son tomadas con detenimiento, análisis y síntesis.

Como reflexión final: sugiero que se vea a la agricultura no como el culpable del cambio climático sino como un generador de soluciones de impacto. La mayoría de los productores primarios están bien conscientes que deben de cambiar e implementar medidas más verdes, en parte no han podido lograrlo por sus reducidos márgenes y las decisiones de los consumidores, la mayoría de ellos en las ciudades. Un gran principio para consumo, como decía aquel sabio es. Si quieres conocer tu comida, primero conoce a tu productor. 

3 puntos clave sobre la agricultura regenerativa