El mundo aumentó sus demandas ambientales por COVID-19

La pandemia de Covid 19 parece debilitarse en los países ricos, gracias a campañas de vacunación efectivas. Sus efectos en las familias de menores ingresos también se han atenuados por cuantiosas ayudas económicas a individuos y empresas.
Pero la historia es muy diferente entre naciones pobres, que no ha tenido las vacunas suficientes y tampoco sus gobiernos tienen manera de apoyar a sus ciudadanos. En America Latina, Mexico entre ellos; en Asía y en África ha aumentado el número de pobres; el desempleo, sobre todo femenino, y las deudas gubernamentales, por los gastos extraordinarios que ha supuesto esta enfermedad.
El caso más dramático es la India, que además de sufrir un rebrote de gran magnitud , está experimentando los efectos de copiosas lluvias.
La combinación de pandemia, pobreza y cambio climático está dibujando nuevos contornos en la distribución de la riqueza entre los países de la tierra. Avances que tomaron años , están cancelándose en pocos meses y no tendremos, la raza humana, más opción que solidarizarnos con los necesitados y unirnos para atender las fracturas que hemos causado a nuestra casa común: la tierra. Agregaría también la connotación de tierra como suelo, activo primordial originario de casi toda actividad agrícola y por consecuencia alimentaria. Esa salud es otro imperativo que tendremos que salvaguardar y transferirlo mejorado de generación a generación. Para lograr este cometido entramos todos los participantes de la sociedad, por una sencilla razón, todos comemos. Gobiernos, empresas, Organismos de la Sociedad Civil, todos estamos implicados y empedrados para aumentar la sostenibilidad. La demanda para actuar es hoy, ahora, ya sea desperdiciando menos alimentos, bajando la especulación, conservando mejor los suelos etc. opciones todos tenemos y ninguna es pequeña.
El mundo post Covid tendrá que ser solidario y sustentable…. O no será!

Sustentabilidad post COVID como única opción